18 de septiembre de 2014

Mensaje a todos los estudiantes de la UCSF



MENSAJE A LOS ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA FE EN TODAS SUS SEDES POR LA CELEBRACIÓN DEL “Día del Estudiante” (21 de setiembre): “Calidad y cualidad, una opción de vida”

Chicas y muchachos
de todas las edades:

La aclaración de referencia no es un dato menor. Parece ser que este día es un “patrimonio exclusivo” de los más jóvenes, y sin embargo, los hechos nos demuestran que los adultos y, en particular los adultos mayores, hoy llegan a la Universidad con una decisión definitiva de hacer de su proyecto de vida, una tarea que mantiene su vigencia, que no se ha cerrado acantonada en la dimensión cronológica de los años, que deja el “kronos” hacia un “kairos” (tiempo de Dios, de lo trascendente) -cfr.-Mc.1, 15-.
Por eso, también, quiero detenerme en una manera de identificarlos que ya nos supo enseñar un Obispo muy querido, comprometido, crítico y reflexivo con el tiempo y la vocación personal y social de los cristianos, Mons.Vicente Zazpe celebrado por la Conferencia Episcopal Argentina (cfr.102º Asamblea Plenaria del 09-11-2011), cuando los llamaba así, con ternura de pastor que anima, pero no consiente.
Un querido profesor de esta Casa, el diácono Cesar Actis Bru, supo enseñarnos a llamarlos así, porque esa era la manera de darles una identidad que los congregara.

ELEGIR, TODO UN PROYECTO Y UNO MISMO COMO PROYECTO

Ser estudiantes, los lleva a una naturaleza de elección, Las elecciones definen los valores que nos justifican. Nadie elige ajeno a los valores, en referencia a aquellos principios que se han aceptado, que se han incorporado, y que se buscan “vivir”, testimoniar.
La distancia entre una elección y su manera de vivir, es el proyecto de vida, la habitualidad que se tenga, lo que sepan hacer cotidianamente, en sus familias, sus ciudades, entre sus amigos y compañeros, en las materias que eligen cursar, cómo las cursan efectivamente, en cómo se presentan ante un examen, en cómo reclaman por sus derechos como tales en tanto miembros de una comunidad que los tiene como su misma causa educativa.
El recorrido de esa distancia es personal, pero la Universidad Católica tiene que esforzarse por estar presente educativamente en la marcha, sin sustituciones, sin suposiciones, inquietándolos por protagonizar el ritmo y el aprecio por la construcción del ambiente en el que aprenden, para alcanzar una fuerza transformadora de la realidad hacia la que se dirigen.

LO PROBLEMAS COMO OPORTUNIDADES, NO COMO EXCUSAS

Compartir con ustedes la cotidianidad del trabajo educativo, nos lleva a escuchar sus problemas, sus dudas, sus encrucijadas, aquello que los deprime, que los exalta, los miedos y las esperanzas que sobrellevan. Esto, nos hace testigos, pero también, nos provoca una responsabilidad hacia ustedes que no podemos eludir.
Entonces esa manera de compartir, también nos pone a nosotros como referentes de sus reflexiones, para señalarles las capacidades, los talentos, y la profunda necesidad de no tener miedo, no ausentarse del cuidado de ustedes mismos y de sus prójimos-próximos.
Los problemas, entonces, cobran una dimensión de oportunidad, porque los llevan a desarrollar habilidades y competencias nuevas para superarlos y, así, crecer de manera integral, algo que nunca de deja de hacer.
Esto los hará transparentes frente a ustedes mismos, y podrán hacer visibles sus mismas intenciones, podrán despojarse de las excusas, y quedarán frente al mundo de la vida identificados por sus frutos (cfr.Mt.7, 16).
Sabemos de nuestros límites institucionales al servicio de la educación que estamos llamados a desarrollar, pero esos interrogantes están allí para encontrar soluciones creativas, porque tampoco para nosotros pueden ser excusas.
Los saludamos entonces desde este lugar, desde esta Casa que es de ustedes, como comunidad de personas que buscan la verdad, esa misma que los hará libres (cfr.Jn.8, 31-42)

Abog.Esp.José Ignacio Mendoza
Secretario Académico del Rectorado de la UCSF

No hay comentarios:

Publicar un comentario